Presión cubiertas MTB

Presion

La presión de los neumáticos es un elemento clave para conseguir el máximo rendimiento a la hora de montar en mountain bike. Para conocer la presión ideal que debemos llevar en nuestras ruedas hay una serie de variables a tener en cuenta y que vamos a comentar a continuación.

La presión máxima que soporta un neumático no hace referencia a la presión a la que vaya estallar como un globo, sino que a menudo hace referencia a la presión que puede soportar la llanta sin que se salgan los bordes de la cubierta. Como que no todas las llantas soportan la misma presión, y como el fabricante de cubiertas no tiene manera de saberlo, los límites acostumbran a ser muy conservadores para evitar posibles desastres.               

De todos modos, como la mayoría ya sabréis, la presión máxima que soporta un neumático no acostumbra a ser un problema para los ciclistas de montaña, ya que se acostumbra a llevar muy por debajo del máximo recomendado, incluso en muchas ocasiones, se lleva por debajo del valor mínimo recomendado, sobre todo los que montan tubeless.

¿Pero porque ir a una presión más baja, que ventajas aporta?

Una presión baja permite que los neumáticos rueden más rápido y absorban mejor las irregularidades del terreno, a la vez que aumenta la tracción y la comodidad que transmiten. Después también influyen los gustos de cada ciclista, siendo necesario que cada uno encuentre la presión que se sienta más cómodo y esta acostumbra a ser baja por todo lo comentado..

Eso sí, hemos de tener en cuenta, que una presión excesivamente baja puede provocar que el neumático se retuerza demasiado, se destalone y pierda aire mientras giramos. Además, también podemos provocar, al retorcerse la carcasa en exceso, que el neumático se gaste prematuramente, y si somos aficionados o corredores privados ya sabemos que las cubiertas de calidad para mountain bike no van regaladas precisamente… Por último, añadir que la presión mínima recomendada por el fabricante debería ser más que suficiente para que la mayoría de gente se sienta a gusto, sin necesidad de rebajarla más.

Las variables que influyen en la relación presión/rendimiento de la cubierta se pueden dividir en 6 apartados:

  • Peso del corredor: una presión de 35psi para un corredor de 66kg en una cubierta de 27.5x2.25 puede resultar excesivamente dura y acusar falta de tracción, mientras que para un corredor de 110kg puede resultar excesivamente blanda, resultándole fácil incluso cortar la cámara en cualquier zona técnica.
  • Volumen de la cubierta: van cogidos de la mano con la presión, ya que el volumen de la cubierta determinara cómo afectará una presión u otra. Por ejemplo, 35psi en una cubierta de 700x25mm parecerán que este pinchada, mientras que esta presión en una rueda de 26x3.8 parecerá dura como una piedra.
  • Terreno: depende de si el terreno por donde rodemos es rápido y con “flow” o es de terreno roto lleno de rocas y cantos abiertos. Para el segundo caso, será importante subir la presión para evitar pinchazos y dañar la llanta.
  • Estilo de pilotaje: como pilotas es tan importante como por donde lo haces. Cuanto más agresivo sea tu estilo, más tendrás que subir la presión de los neumáticos. No es lo mismo que tu estilo sea fino y fluido, y siempre busques la línea más limpia en un rockgarden, a que tu estilo sea de tirar con todo lo que encuentres por delante.
  • Ancho de llanta: es un aspecto decisivo a tener en cuenta también para saber cómo de baja puedes llevar la presión sin sacrificar el rendimiento. Cuanto más ancha sea, mejor trabajo ara la llanta para apoyar la cubierta, ofreciendo mejores prestaciones a menor presión con cualquier tipo de cubierta.
  • Construcción de la cubierta: el tipo de construcción de la cubierta influirá de manera directa en cómo le “sentará” una presión u otra tanto como tu peso. Cuanto mayor sea su TPI (hilos por pulgada de cubierta, valor que encontraremos en la ficha técnica de cualquier cubierta) mayor será su flexibilidad aunque la presión sea un poco más alta.

Deberías notar que necesitas aumentar la presión de tus cubiertas cuando cambies de una cubierta más baja de TPI a una más alta, y al revés. También te encontrarás, que con las cubiertas más rígidas, de flancos reforzados o de tipo tubeless/UST, necesitarás llevar presiones más bajas para poder obtener el mismo nivel de rendimiento que con aquellas más ligeras o flexibles.

Encontrar la presión adecuada para cada uno es fundamental para poder extraer nuestro máximo potencial encima de la bici, y realmente es un trabajo que no puede llevar un tiempo. Para ello, debes tener en mente estos 6 apartados comentados y concentrarte con todos los sentidos.

Y si ya has encontrado la presión que funciona correctamente con tus neumáticos y tus características, compártela con nosotros, ya que puede ser de ayuda para la gente que todavía se encuentra en la fase de búsqueda y experimentación. En el apartado de comentarios puedes dejar tu modelo de cubiertas, indicando delantera y/o trasera, presión, peso y terreno por el que acostumbras a montar. Entre todos, nos resultará mucho más fácil.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información