9 razones para salir con tu MTB de noche

Night_

Salir con tu mountain bike a dar una vuelta por el bosque de noche "mola", pero más allá de este irracional motivo, os vamos a dar 9 razones un poco más argumentadas (la verdad que tampoco mucho más) para que podáis justificaros ante vuestra familia o amigos cuando os vean salir de casa con la bici y ya sea oscuro.

1-Salir de noche te hará mejor “mountain biker”. Por la noche el campo de visión se reduce a la delgada franja de tierra que ves justo delante de tu neumático, lo que te permitirá concentrarte en conseguir la mejor lectura del terreno. Las sombras cubren los obstáculos, quedando ocultos, con lo que tendrás que estar más alerta y reaccionar más rápidamente a los imprevistos.

2-Los caminos habituales se convierten en nuevos. Algunas veces sucede que nos cansamos de circular siempre por los mismos caminos, semana tras semana, pero salir a rodar de noche por ellos los cambiará por completo. Rodar por un túnel oscuro de  árboles y oscuridad te hará brotar de nuevo la adrenalina.

3-Los caminos de noche son solitarios. Si buscas la solitud en los caminos pero no tienes ganas de conducir hasta en medio de la nada para empezar a ir en bici, una opción que te permitirá lograr tu objetivo es salir de noche. Como resultado a la solitud, podrás correr por los caminos (como no deberías de ir durante el día) sin peligro de encontrarte a otro ciclista o usuario de la montaña al salir de una curva en sentido contrario. En caso de que encontrarás a alguien que sale de noche como tú, podrás percibir que se acerca gracias a sus luces.

4-Mejores temperaturas en verano.  Depende de por dónde rodemos en verano, durante el día puede ser que haga demasiado calor para disfrutar de la bici, en cambio de noche, la temperatura es mucho más agradable y recomendable. Y aún mejor, salir a rodar al amanecer.

5-Permite compaginar mejor familia y bici. Si tienes familia, especialmente hijos, debes saber que hay días que es complejo encontrar tiempo para salir en bici. Salir de noche es una buena solución, ya que te permite realizar otras cosas durante el día.

6-Una buena excusa para comprar nuevos accesorios: ya sabes que el mountain bike es mucho más que comprar accesorios e ir a la última, pero se tiene que reconocer que resulta divertido. Para salir de noche, al menos, necesitarás un sistema de iluminación de calidad y ropa de abrigo  si sales a rodar durante el invierno.

7-Salir a rodar de noche es más social. Salir a rodar de noche solo es más peligroso que de día, aunque no quiere decir que no puedas salir alguna vez sólo y disfrutar, como ya hemos comentado de rodar totalmente en solitario. De todos modos, se acostumbra siempre a hacer quedadas para salir a rodar juntos, y si no, siempre puedes avisar a algún amigo, que gracias al motivo #5 tendrá menos excusas para decirte que no.

8-Disfruta del espectáculo de las luces. Si alguna vez has visto una hilera de 10 luces de bicis salir de la oscuridad y bajar por la montaña, una detrás de la otra, sabrás del espectáculo que estamos hablando y las sensaciones que tienes si formas parte de la hilera.

9-Alarga tu temporada. Si estás acostumbrado a salir en bici un par de horas al acabar de trabajar, no dejes de hacerlo  cuando se haga demasiado temprano de noche.

También te puede interesar el post 5 argumentos para No salir de noche con tu MTB, donde no te daremos nuevos argumentos por los que salir a dar una vuelta nocturna con tu mountain bike, todo lo contrario, te desmontamos los principales argumentos que puedas tener para NO hacerlo. 

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información