10 inventos ciclistas que sí funcionaron a la perfección

En esta nueva entrega de nuestro blog, os mostramos 10 inventos del mundo del ciclismo que llegaron para quedarse y triunfar. Son de aquellos que cambiaron la forma de ver y practicar nuestro querido deporte. ¡Vamos a verlos!

1. Las cubiertas con cámara

¡Sí! ¡Las ruedas antes eran de madera! Muy pesadas, con poca capacidad de maniobra y bastante frágiles.

John Dunlop pensó en 1887 cómo solucionar esto y creó una cubierta de caucho para que ir en bici fuera mucho mas cómodo, seguro y más rápido que con las antiguas ruedas de madera.

En 1890, Michelin perfeccionó el modelo de Dunlop y la mayoría de ciclistas lo incorporaron en sus bicis.

Esta mejora junto a otras ayudaron a que nacieran las grandes clásicas como la Lieja-Bastogne-Lieja o la París-Roubaix.

2. Los cuadros de carbono

Siempre ha estado en la mente de cualquier ingeniero ciclista crear la bici más ligera, más polivalente, más resistente y más cómoda de conducir.

Este gran paso ocurrió en dos momentos clave. El primero fue cuando se sustituyeron los cuadros de acero por los de aluminio y el segundo fue la gran revolución, los cuadros de carbono.

Las grandes ventajas del carbono son versatilidad, flexibilidad, resistencia la corrosión, solidez, posibilidad de líneas curvas, mayor comodidad de conducción y menor resistencia al aire.

En 1970, se empezó a especular con este material pero no fue hasta 1980 cuando se entró de lleno a estudiarlo y trabajarlo. Empezaron con horquillas y en 1986 apareció el primer cuadro de carbono integral.

3. Los mandos de cambio integrados en los frenos

Hasta 1990, los ciclistas tenían que separar la mano del manillar para poder cambiar de piñón o plato en sus bicicletas.

Fue Shimano la marca que introdujo lo que ahora conocemos como palancas de cambio. No hay duda que esto ayudó a cambiar más cómodamente, con mucha más seguridad y también porque estéticamente abría un extenso abanico de posibilidades.

Ya no podemos imaginar una bici de carretera sin manetas de cambio integradas.

4. Los pedales automáticos

La marca Look, en 1980, se inspiró en la fijación de las botas en los esquís para desarrollar unos pedales automáticos para ciclismo.

Anteriormente a esta fecha, los ciclistas iban atados con correas a los pedales. Era muy peligroso ya que no era nada fácil sacar los pies de las correas rápidamente. En caso de accidente, no podías apoyar el pie al asfalto para intentar salvarlo.

Otro aspecto a tener en cuenta con los pedales automáticos es que al tener el pie siempre enganchado en la misma posición perfeccionas el rendimiento. Esto permite aprovechar mejor la potencia de cada pedaleada y que siempre sea igual.

El primer ciclista profesional que utilizó este sistema de pedales automáticos fue Bernard Hinault en 1985.

5. Los frenos de disco

Indudablemente, los frenos de disco son el mejor sistema de frenado para todas las modalidades de bici. Los encontramos mecánicos o hidráulicos pero este último en la mayoría de casos ya que es mas potente.

Potencia sin igual, efectivo bajo cualquier condición, tacto insuperable y no es afectado por las imperfecciones de los aros… estas son sus características más destacadas.

Desde los años 90 ya se probaba cuál era la mejor tecnología para aplicarlos, pero no fue hasta el año 2000 cuando, una vez más, Shimano presentó los aclamados frenos de disco XT que revolucionaron el mercado utilizando los dos pares de pistones asimétricos.

Como todos sabemos, los frenos de disco siempre se han aplicado en MTB, pero ahora empieza a generalizarse el uso también en carretera.

6. Los cambios traseros

Imaginaros tener que parar y cambiar la rueda cada vez que venga una subida o una bajada.

Esto es lo que tenían que hacer los ciclistas que disputaban el Tour de Francia en 1937 cuando llegaba un puerto y necesitaban un desarrollo mas bajo. Las ruedas tenían solo 2 piñones, pero uno a cada lado, por este motivo tenían que parar, bajarse de la bici y girar la rueda. Lo mismo en las bajadas.

Sin embargo, durante la primera década de 1900, los cambios empezaron a desarrollarse pero era con sistema con varillas que dista mucho de lo que conocemos ahora. En 1930, apareció el primer desviador con accionamiento con cable pero no fue hasta 1960 que una patente de Suntour lo acabó de perfeccionar.

7. Las ruedas de 29’’

Evidentemente las ruedas de 29’’ tenían que estar en esta lista. Empieza a ser muy difícil encontrar recambios para rueda 26’’.

El cambio ha sido tan brutal que la mayoría de marcas ya no fabrican bicis ni de 27,5, excepto para usos concretos, por lo tanto, las 29’’ han impuesto su hegemonía.

Aportan seguridad, comodidad, fiabilidad, más tracción, más ángulo de ataque en obstáculos, etc…

El mayor visionario en el mundo de las MTB fue el que creyó siempre en las ruedas 29’’, no puede ser otro que Gary Fisher. Desde mediados de los años 90 se puso a construir varios prototipos en esta medida.

8. Los cambios electrónicos

Todos sabemos que el futuro será la electrónica, ya sea con cables o sin ellos, todo pasa por la electricidad de momento.

En el año 2000, Shimano y Campagnolo empiezan a experimentar con estas tecnologías. Mediante una batería y la modificación de los pulsadores y cambios se consigue que con un solo toque en el pulsador, el desviador cambie. Ya no es necesario ejercer fuerza para mover el desviador.

La evolución lógica son los cambios sin cables. La marca SRAM ya ha empezado a marcar el camino a seguir con sus grupos Etap y AXS.

9. Los potenciómetros

Los medidores de potencia se han convertido en elementos indispensables en el ciclismo profesional actual. En 1980, el ciclista norteamericano Greg Lemond los probó por primera vez.

Antes de la llegada de los potenciómetros, los corredores solo podían medir su esfuerzo con los valores que les daban los pulsómetros. Con la llegada de los potenciómetros se puede tener unas mediciones de la fuerza que ejercemos en los pedales y así tener los valores máximos, mínimos y medios del ciclista y así adaptar el esfuerzo a cada circuito, ruta o puerto.

10. Las bicis eléctricas

No hay vuelta atrás. Las bicis eléctricas son la última evolución en el mundo del ciclismo que lo cambiará todo. Su facilidad de uso, su uso apto para todo el mundo y su diversión son los aspectos mejores de este tipo de bicis.

No hay duda que el principal beneficio que aportan es que ha reabierto la posibilidad de ir en bici a personas que por su edad o condición física no podían ir anteriormente.

Casi todas las marcas, últimamente, han apostado fuerte por este tipo de bicis. Si las pruebas es difícil decir que no son divertidas.

Y hasta aquí los 10 inventos que más han triunfado en el mundo del ciclismo. ¿Qué te han parecido? ¿Cuál es para ti el más importante?

¿Quieres conocer las novedades para el 2020 de nuestras marcas? Aquí están:

Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales y suscribirte a nuestro canal de Youtube para ver reviews de nuevas bicicletas y productos.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información