Consejos triatlones (2/2)

tri

Según la distancia o modalidad de triatlón escogida tendremos que priorizar unas modificaciones u otras en nuestra bicicleta buscando ganar el máximo de prestaciones dadas las características del tramo.

  

Distancia corta: (sprint, olímpica) 

La mayoría de debutantes por mimetismo montan acoples, en un triatlón sprint o olímpico a no ser que nuestro punto fuerte sea la bicicleta y tiremos casi todo el recorrido del pelotón en el que nos encontremos, podremos obtener una excelente posición agarrados a la parte baja del manillar sumándole un total control de frenada y cambios de desarrollos, en carrera y rodando en pelotón al 100% un descuido o el tiempo de ir a buscar la maneta desde el acople puede ser fatal.

Comprobar que la rueda no queda frenada y revisar el apriete de los cierres de las ruedas y la presión de las cubiertas antes de entrar la bicicleta a los boxes, un descuido entre los nervios y prisas puede impedir que terminemos la prueba. 

 

Distancia Larga: (Half, B, Ironman) 

Entendiendo que el participante en estas pruebas ya ha tenido experiencias previas en triatlones de corta distancia, probablemente dedica parte de su tiempo libre a hojear revistas o seguir blogs por internet y tiene la cabeza llena de componentes aero super específicos que nos van a permitir volar. A todo el mundo nos gusta equipar el material que llevan los pros, pero hemos de ser conscientes de nuestro estado de forma para que el material de gama alta nos beneficie en lugar de entorpecernos y dificultarnos más el esfuerzo,  un par de ejemplos aplicados a la bicicleta son la elección de las ruedas y el montaje de acoples/posición aero. 

En lo que se refiere a las ruedas, no todo el mundo puede permitirse unas ruedas sólo para competir y vestir la bicicleta con llantas de perfil alto (80mm o más),Palos e incluso lenticulares nos beneficiaran en triatlones sin drafting y con velocidades medias elevadas, es decir prácticamente llanos. Indicado  para triatletas de nivel ciclista medio o alto, pues el sobrepeso que acarrean volverá la bicicleta menos reactiva 

y más pesada a la hora de afrontar repechos o puertos algo más largos. La elección de unas llantas de perfil medio ( hasta 50-60mm) es la opción más lógica para combinar con marchas cicloturistas y entrenos diarios y que hará que te vuelvas a enamorar de tu montura, ya que estéticamente visten muchísimo, y el componente psicológico siempre es un extra, para darnos más motivación. 

Elegir unas ruedas para competir de tubular, nos beneficiará en peso final y velocidad de rodadura, pero hay que ser consciente de la probabilidad de un pinchazo o corte irreparable o al que tendremos que dedicar más tiempo que con una cubierta, montar bien un tubular no es fácil y más si nunca antes se ha probado, y se le da toda la responsabilidad a nuestro mecánico de confianza. Provocando en numerables ocasiones el no terminar la prueba. Si somos conscientes de lo que acarrean y queremos dar el todo por el todo serán nuestra elección. 

Montar un acople va más allá de simplemente atornillar-lo al manillar. Una buena y estudiada posición aerodinámica nos dará mucha más velocidad y menos desgaste al vencer de forma más eficiente la resistencia al viento o por el contrario nos bajaremos en la t2 con la espalda, cuello y cadera destrozados, impidiéndonos correr.
En bicicletas con geometría de ruta,  tendremos que adelantar el sillín e incluso darle la vuelta a la tija si nos lo permite su angulación situándonos casi encima del pedalier, a tener en cuenta que probablemente tendremos que levantar el sillín unos mm y acostumbrar la musculatura a trabajar en esta nueva posición (no vale modificar para una sola prueba la semana antes!!). Encontrar el equilibrio entre comodidad y prestaciones será nuestra prioridad, y el mejor banco de pruebas serán las horas de entreno en el que puliremos todos los detalles cm a cm. Un detalle muy recomendable y económico es hacernos con una bolsa de recambios al cuadro ya que en el mono por diseño  normalmente no dispondremos de bolsillos (o no perderemos el tiempo en llenarlos durante la transición), para depositar nutrición y recambios,  siempre quedara mucho más ordenado, recogido y al alcance que pegarlo al cuadro con cinta, aprovechando para poner también pequeños volúmenes sin riesgo de perderlos (pastillas de sales, ibuprofenos). 

Cómo última recomendación es muy importante hacer entrenos previos con la equipación que usaremos en competición, que el mono o dos piezas no nos hace rozaduras, asegurarnos que nos adaptaremos bien a la posición en la bici puesto que al no llevar badana bajaremos unos milímetros.

 

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información