¿La bicicleta estimula la mente?

MENTE

Varios expertos y estudios han demostrado que la actividad física mejora la actividad mental, principalmente afecta en la memoria, la agilidad y la sensación de bienestar. Y es que el ciclismo parece ser que es uno de los mejores remedios naturales contra el estrés mental y la mejor forma de reactivar el cuerpo de energía ¿Pero realmente, que sucede en nuestro cuerpo cuando hacemos ciclismo?

 Algunos científicos apuntan que al hacer deporte, nuestro cerebro se oxigena mucho más deprisa aumentando considerablemente la capacidad mental hasta llegar un punto donde hay un cambio de chip y uno desconecta de todo. Si analizamos los datos estudiados, podemos afirmar que nuestro cuerpo, al aplicarle una actividad física, empieza a segregar un tipo de hormonas que ayudan a sentirse uno mejor, entramos en un estado de placer y una considerable reducción de la fatiga mental.

Este proceso muchas veces uno no es consciente, ya que es algo que sucede de forma natural y no le damos mayor importancia. Normalmente esta sensación aparece cuando llevamos como mínimo 20 minutos de actividad. Es en ese momento es cuando nuestro cuerpo se empieza habituar a un ritmo más o menos constante y  nuestra mente se olvida de todo, centrándose únicamente en disfrutar de la situación que está viviendo. A media que va pasando el tiempo, sobre los 60 minutos, las endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, se generan de forma más notable hasta llegar a su punto máximo. Luego si uno sobrepasa sus límites, el efecto es totalmente contrario.

Lo bueno de esta sensación es que poco a poco se convierte en una adición sana, que engancha al deportista sin ser uno mismo consciente.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información