¿Cambio de mentalidad?

Hace unos días en el post nunca es tarde os contábamos que en España hay un elevado % de la población que no practica ningún tipo de actividad, unas cifras, de gente sedentaria, muy preocupantes para el futuro 2030. Por el contrario el % de los que sí que lo practican, ya sea ciclismo, running, etc, dedican un mayor número de horas a la semana, un cambio de mentalidad positiva hacia hábitos más saludables que poco a poco va aficionado a más gente.

Aunque los que nos gusta el ciclismo y el deporte en general pensamos que aún queda un largo recorrido para estar a la altura de países como Holanda, Bélgica, Alemania, Canadá,  Australia o nueva Zelanda, la implantación de las telecomunicaciones, una revolución de información que difícilmente deja a nadie de lado, es la principal fuente hacia un cambio de chip. Los avances tecnológicos en la salud, los numerosos estudios, debates, han ayudado mucho a mentalizar a la población de los buenos hábitos. ¿Sabías que solo con hacer 25 km a la semana reduces casi a la mitad los posibles infartos causados por sedentarismo? Y es que con solo salir a la calle vemos que la población está cambiando.

Bicing

Si nos centramos en el ciclismo, ha día de hoy y a diferencia de hace unos años, las bicicletas están al alcance de la mayoría de la población, la gran demanda ha ampliado el mercado con productos para todos los gustos y precios. También muchas entidades, tiendas y ayuntamientos se han dedicado a promover actividades, cursos, eventos que cada día ganan más seguidores.

¿Qué diferencia hay con los países que van unos pasos por encima? Pues principalmente el problema recae en las instalaciones para practicarlo. Si es verdad que iniciativas como el carril bici en muchas poblaciones están funcionando muy bien, pensamos que faltan grandes infraestructuras por todo et territorio español. Una red ciclista que comunique entre poblaciones y una ley que regule los coches. Por ejemplo en México, tienes unos días a la semana para coger el coche, el resto de días tienes que utilizar transporte público o utilizar la bicicleta. Hay una excusa que seguramente habrás odio…es que en los países bajos todo es muy llano y es todo más fácil, pues personalmente pienso que la variedad orográfica de nuestro territorio nos tendría que dar un plus de motivación ya que tenemos un país mucho más variado y esto es algo positivo.

belgica

Y es que cuando uno viaja se da cuenta que hay mucho que aprender,…estuve viviendo unos años en Gante y en el aire se respiraba un gran respeto por los ciclistas y para las bicicletas, un ambiente totalmente diferente al caos de aquí. Recuerdo ir a comprar a un supermercado y ver un parking con más de 300 bicicletas y la mayoría sin atar. Comentándolo con mi compañero, le explicaba que en España si vas a un supermercado hay un 98% de coches aparcados y difícilmente verás una bici, le comente también que si aquí dejamos una bici  sin atar, en 5 minutos desaparece. El chico alucinado me dijo: aquí es todo el contrario, a nadie se le ocurriría robar una bicicleta, siempre puede haber algún caso, pero desde pequeños, hemos aprendido a respetar a la figura del ciclista y robar, insultar o dar un golpe con un coche a un ciclista está muy mal visto, aparte de recibir duras sanciones por la ley.

En otro de mis viajes, Australia, puede ver en primera persona lo bien que cuidan y potencian las instalaciones para ir en bici. Un país realmente variado que trabaja duro para que cualquier usuario que quiera ir en bici tenga un gran repertorio de caminos habilitados para ello. Y ya no hablo en ciudades únicamente, en las zonas rurales construyen itinerarios para todos los justos y niveles. Si lo comparamos con nuestra tierra, aunque tengamos muchos caminos, si están cuidados normalmente son gracias a los “locals” de la zona, difícilmente un ayuntamiento hace un mantenimiento y recupera rutas perdidas. Yo puede disfrutar unos días de la bonita zona de Majura Pines Trail.

Majura

Pero hay que dejar de ser nostálgicos, y mirar en positivo hacia un futuro más ciclable ;) Los que nos gusta este magnífico deporte tenemos que seguir trabajando para que poco a poco aquella persona que no quería ver ni en pintura una bici, decida intentarlo y que encima con el tiempo se enganche. Y presionar a los gobiernos para que adopten más mesuras e intentar potenciar más eventos y cursos.

¿Crees que hay un cambio de mentalidad?

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información