Primeros consejos MTB

Hemos decidido lanzar una serie de artículos para ayudaros a mejorar vuestra experiencia al salir a rodar en bicicleta por la montaña y que podáis consideraros unos riders completos (sin titubeos).

No es ningún secreto, ni nadie negará, que sea cual sea nuestro objetivo al salir en bicicleta; simplemente hacer deporte; desconectar de nuestro día a día aunque solo sea por unas horas, sentirte con seguridad de pasar por cualquier parte, progresar en nuestra disciplina , competir en ámbito regional o estatal,… Cuanto mayor sea nuestro nivel, mayor será nuestro disfrute y una cosa que aún nos hará más felices, constatar por nosotros mismos nuestra evolución, y ver que nuestro sacrificio (y caídas practicando) tienen recompensa.

No os vamos a engañar, este “cursillo” va dirigido sobre todo a corredores de nivel inicial o bajo, para que salgan del nivel 1 y en lugar de sufrir con los diferentes elementos y obstáculos que te puedes encontrar en el camino, empecéis a “jugar” con ellos, veréis como cuando dominéis este arte, vuestras salidas en bicicleta serán mucho más divertidas. Además, todo lo que aquí comentemos, será aplicable en mayor o menor medida a cualquier disciplina del mountain bike. Si has llegado hasta a leer hasta aquí, y te consideras un usuario de la bicicleta de montaña de nivel medio o avanzado, es porque quizás tienes algunas dudas de tu nivel, o hay algún apartado de tu conducción que no te acaba de convencer, y haces bien de seguir pegado al ordenador y leyendo este artículo, ya que seguro que repasar estos conceptos también te irá bien y te permitirá ir aún más rápido.

 velocidad

Por otra parte, no hemos de olvidar que nuestro “juguete” para disfrutar en la montaña es una bicicleta, y como tal, nuestro motor para el movimiento serán nuestras piernas (y brazos como aprenderás ;) ) y que una buena condición física es un elemento importante que jugará a nuestro favor cuanto mejor sea esta. Por dos motivos muy sencillos, cuanto mayor sea nuestra condición física, mayor será nuestra energía para mover la bicicleta y movernos encima de ella, lo que se traducirá en ser más veloces, y la velocidad, controlada, es diversión y adrenalina. Un buen estado, también retrasará la aparición del cansancio y de la fatiga, lo que nos permitirá mantenernos más tiempo y km’s “frescos” encima de la bicicleta.

 Nosotros no os vamos a decir cómo mejorar vuestra condición física, para esta ya hay muchísimas webs, foros, libros,… que lo explicarán mucho mejor, pero no olvidéis un consejo básico, si queréis mejorar vuestra condición física para ir en bicicleta, sin obsesiones contraproducentes, cuanto más salgáis en bicicleta, mejor será vuestro estado. 

Hemos decidido dividir los artículos en X partes para hacerlo más ameno y que tengáis tiempo de practicar entre artículo y artículo lo que aquí os explicaremos. Los apartados serán los siguientes:

1-      Primeros consejos

2-      Posición encima de la bicicleta

3-      Técnica de frenada

4-      Como saltar

  

Primeros consejos

En este primer artículo, os intentaremos dar los consejos básicos para empezar a disfrutar de verdad vuestra mountain bike por los senderos de la montaña. También serán muy importantes para poder aplicar los conceptos técnicos que os iremos explicando durante el cursillo.

Relajarnos: esto es primordial. Debemos perder la tensión, muchas veces promovida por el miedo que invade nuestro apartado psicológico, miedo a caer, miedo a hacernos daño, miedo a quedar en ridículo delante de nuestros compañeros… Hemos de hacer y practicar las cosas que nos veamos capaces de hacer, estemos seguros de nosotros, si no, nunca perderemos el miedo y nunca nos relajaremos. Tiene que ser una progresión lineal que nos permitirá ir subiendo nuestro nivel de pilotaje. Donde sí hemos de mantener la tensión, es en las piernas para pasar por zonas técnicas, pero es diferente, porque tiene que ser una tensión controlada, que nos ayude a pasar por encima de ciertos obstáculos o a absorber las irregularidades del terreno por donde circulemos.

frenada

 

Mirada al frente: tiene que ser una mirada que a base de entrenarla aprenderá con que tiene que quedarse rápidamente. Cuerpo y mirada actúan por separado, primer la mirada, después adecuamos el cuerpo con la información que la mirada nos ha transmitido, mientras la mirada ya está 5 metros más adelante escaneando el terreno y transmitiendo la información para la colocación del cuerpo, y así sucesivamente.

No podemos detener la mirada en el obstáculo que nos da miedo, sino no estaremos preparados para el siguiente obstáculo, que aunque quizá sea de menor envergadura, si no le hemos prestado suficiente atención, no prepararemos el cuerpo adecuadamente y nos hará caer cuando realmente era más fácil, es muy importante entender este concepto. La mirada tiene que fluir cinco metros por delante de nosotros, escaneando todo el terreno y transmitiendo toda la información al cerebro que actuara en consecuencia.

tecnica

Ejemplo: delante nuestro tenemos unas rocas por encima las cuales debemos de pasar, después de las rocas tenemos un par de raíces húmedas y a posteriori una curva la cual para trazar hemos de frenar notablemente. El error es fijar la mirada en la zona de rocas porque las consideramos difíciles de cruzar, no nos fijamos en las raíces para trazar la curva, y justo después de pasar por encima de la zona de rocas, por falta de atención, frenamos encima de las raíces húmedas, que como todos sabemos patinan como una pista hielo… con la consiguiente caída. Te puede interesar el post como afrontar una bajada.

 

No abusar de los frenos: excedernos con el uso de los frenos es malo, primero de todo porque gastamos pastillas de freno innecesariamente (y valen dinero), y segundo, porque nos dan una falsa sensación de seguridad que con facilidad nos llevará a revolcarnos por el suelo. Debemos saber siempre donde frenamos, porque en más de una ocasión, frenaremos en sitios muy poco oportunos, que o bien por la superficie de contacto, bien por la inclinación, o bien por ambos factores (mala suerte la tuya) nos harán caer seguro.

Siempre que puedas debes evitar frenar, esto ya lo aprenderás más adelante, pero apoyarnos en los peraltes nos hará evitar más de una frenada por ejemplo. Al frenar con los frenos, perdemos velocidad (en ocasiones excesivamente), pero lo que es peor, perdemos agarre en las ruedas, y si es justamente en el momento que estamos tumbando la bicicleta para girar, puede ser un hecho crítico. 

curvas

Dejar rodar la bicicleta: en muchas ocasiones, la manera de sortear algunos obstáculos será dejar rodar la bicicleta por encima suyo (las bicicletas tienen ruedas para rodar, es así de básico), sin atrancarnos, con cierta velocidad, en cambio, si decidimos pasar por encima y con cuidado, será mucho más difícil que acabemos con éxito la hazaña (el éxito es pasar de manera divertida). 

Ahora ya tienes algunos consejos básicos para empezar a practicar este fin de semana,  volvemos la próxima semana con el siguiente nivel, trataremos el tema de la posición encima de la bicicleta, elemento básico y que hemos de llevar en todo momento correctamente para poder seguir progresando en nuestro nivel de técnica mountain bike. También te puede interesar el post la posición correcta encima de la bicicleta.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información