Substituir rulinas de cambio

Las rulinas (o roldanas) son una pieza de la patilla de cambio a la que hay de prestar más atención de la que habitualmente se le da, puesto que como todos los componentes también sufre desgaste, y pueden fisurarse y/o perder dientes. Llevarlas en buen estado es esencial para un completo buen funcionamiento de la transmisión de la bicicleta.

Material necesario: llave allen, spray desengrasante, rulinas de substitución

1º Bajar plató y piñón al mínimo

De esta forma la cadena quedara en su posición menos tensa con lo que podremos trabajar más cómodamente.

2º Quitar rueda trasera

3º Desmontar rulina inferior

Empezar desmontando la rulina inferior, aflojando el tornillo de su interior, q a la vez hace de eje. 

rulina-1

4º Colocar adaptador tornillo en el centro de la rulina nueva

Con las rulinas de recambio, vendrán unos adaptadores para los diferentes tamaños de tornillo que tiene cada modelo de cambio. Seleccionamos las que van bien con nuestro tornillo y los colocamos en el interior de la rulina.

rulina-4

5º Colocar rulina nueva

Nos aseguramos de coger la cadena con la rulina (que la cadena quede por detrás de la rulina) y la colocamos en su sitio, cogemos el tornillo y lo apretamos, de manera que la rulina inferior quede sujeta en su posición.

rulina-5

6º Repetimos la misma operación ahora con la rulina superior

Ahora hemos de repetir la operación de desmontar la rulina vieja y montar la nueva. La única diferencia es que la cabeza del tornillo de sujeción da a la parte interior del basculante y que al colocar la rulina definitiva, la cadena nos ha de quedar por debajo.

rulina-2

7º Comprobamos que las dos rulinas giren bien. 

 

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información