Perfecciona tu pedaleo

Pedaleo

Hace unos días os hablamos de la marca Rotor, concretamente de sus platos Q-Rings, únicos en su diseño, ofrecen un alto rendimiento de pedaleo. Hoy el tema es más amplio...¿conoces la técnica de pedaleo? Un golpe de pedal suave y eficiente es importantísimo para un buen rendimiento. Los franceses hasta tienen una palabra específica para ello: un pedaleo a “souplesse,” significa un pedaleo de apariencia sencilla y sin esfuerzo, cuando realmente la transmisión de potencia es muy alta y la bicicleta avanza con la máxima propulsión. El pedaleo puede estar influenciado por el tipo de cubierta que selecciones, la variedad es realmente amplia, es cuestión de elegir pensando en el tipo de terreno y la modalidad. También influye el tipo de platos y bielas que tengas y los pedales, ya sean automático o de plataforma.

La mayoría de manuales te enseñarán a pedalear en círculos, pero realmente, la rotación del pedal es tan rápida que no tienes tiempo de pensar en ello. Por ello, debes concentrarte en los siguientes  conceptos para conseguir un pedaleo eficiente y suave como la seda.  

-Pedaleo descendente: es el pedaleo natural al ir en bicicleta, se trata de mediante los potentes músculos de los cuádriceps empujar los pedales hacia abajo. Pero se debe acompañar de los siguientes tres conceptos, sino, nuestro pedaleo nunca llegará a ser suficientemente eficiente. 

-Hasta el fondo: tienes que aplicar fuerza en el pedal hasta que llegue abajado de todo, sino, estaremos desaprovechando parte de nuestro potencial de pedaleo. Tienes que hacer como si quisieras tocar el suelo con la puntera del pie, llegar tan abajo cómo puedas. De este modo, también conseguiremos una transición más suave hasta la parte de pedaleo en la que el pie empieza a subir.

-Pedaleo ascendente: en condiciones normales, nunca necesitarás aplicar fuerza cuando el pie y el pedal los  tenemos en fase de ascenso. Incluso estudios en ciclistas profesionales han demostrado que ellos tampoco aplican fuerza en esta fase.

Una excepción  son los “sprinters” o cuando escalamos una fuerte subida sentados. Con ello lo que intentamos hacer es decargar, hacer más liviana la presión del otro pedal que  se encuentra en el proceso de descender. Lo único que debes hacer es tratar de subir la rodilla hasta el manillar cada vez que el ciclo descendente llega a su fin. 

-Top: si has tirado de la rodilla con fuerza hacia el manillar, igual que pasaba en la transición de descendente a ascendente, ganaremos en suavidad. Si además, con el otro pedal, hacemos una buena transición opuesta, de pedaleo descendente hasta el final del recorrido, todos los movimientos quedarán en harmonia. 

Realizando el pedaleo como aquí especificamos tendrá como resultado aprovechar nuestra máxima eficiencia de pedaleo. Por ello es tan importante una correcta altura y posición del sillín, de no ser así, todo lo que hemos explicado aquí pierde sentido ya que no estamos en la posición óptima. También te puede interesar el post primeros consejos MTB.

Como podemos mejorar el pedaleo... 

Análisis informático: hoy en día gozamos de programas informáticos y sensores que por cada pedalada nos mostrarán precisos gráficos de aceleración, permitiéndonos ver donde fallamos y donde acertamos. También podremos observar la potencia de cada pierna, y llegando a equilibrarlas, inmediatamente mejorar nuestra técnica. Para ello sólo tenemos que ir a sitios especializados en ello que dispongan de las instalaciones necesarias. 

Rodar en “fixie”: rodar en una de estas bicicletas de piñón fijo tan de moda últimamente, nos hará tener un pedaleo más suave e incrementar nuestra cadencia. Entrenar durante el invierno con una “fixie”, ya sea en carretera o bien en pista, nos permitirá conseguir un pedaleo perfecto y desarrollar realmente una sensibilidad especial en las piernas para que trabajen conjuntamente realizando círculos perfectos. 

Practicar sobre terrenos difíciles:  está comprobado mediante estudios de pedaleo, que los “mountain bikers” son los ciclistas con el estilo de pedaleo más eficiente. Esto se debe a que en superficies deslizantes y barro, la sensibilidad en el pedaleo es básica para mantener la tracción. Es muy recomendable realizar ascensos prolongados por superficies resbaladizas para trabajar en la mejora del pedaleo, y también mejoraras la manejabilidad de la bici. 

Entrenar con una sola pierna: se recomienda hacer sobre bicicleta estática exclusivamente, por razones de seguridad, pero es una de las maneras más efectivas de mejorar el pedaleo. Con un calentamiento previo, soltar por intervalos de 1 minuto de tiempo uno de los pies de pedal, pasado el tiempo, 1 minuto más con las dos piernas durante 1 minuto y después soltar la pierna contraria. Trabajando con cada pierna 5-10 minutos, fijándote en todas las fases del pedaleo a conciencia e intentándolo hacer cuidadosamente como hemos explicado, te sorprenderás en unas pocas sesiones como mejora tu pedaleo. Te pueden interesar los blogs la posición correcta encima de la bicicleta y como afrontar una bajada.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información