Otoño en bicicleta de montaña

otoño-blog

 

Se ha acabado el verano, llega el otoño y con él, empiezan a caer las hojas de los árboles, los días se acortan, el tiempo se vuelve más inestable, aumentan las lluvias y empiezan a caer las temperaturas… vaya panorama, seguro que muchos están pensando en colgar la bicicleta en el garaje, o guardarla en un armario hasta la próxima primavera, pero esto es un… ¡¡ERROR!!

Como muchos otros seguro que ya saben, los meses de otoño son una de las épocas más bellas para disfrutar de la bicicleta de montaña, ya que el bosque nos ofrece una gama cromática única, junto con unas olores y un terreno que convierten el circular por el bosque en un auténtico placer para los sentidos. Para disfrutar plenamente solo te hará falta tener en cuenta algunos factores y prepararte a conciencia, igual que en verano, pues como ya sabemos cada estación tienes sus condiciones meteorológicas y hay que estar preparado para superarlas.

En cuanto a equipamiento para el ciclista, el complemento ideal para este época es una chaqueta impermeable finita, que tanto nos servirá para protegernos de la posible lluvia, recordemos que el otoño se caracteriza por ser una estación muy inestable que en cualquier momento puede variar el tiempo, como para protegernos del frío, ya que si bien es cierto que hace más frío, con una chaqueta de 100% invierno podríamos llegar a pasar mucha calor. Además, este tipo de chaquetas también son muy efectivas en zonas que se caracterizan por tener un fuerte viento, ya que su protección contra esta inclemencia es muy efectiva. Algunos modelos de chaqueta de este tipo que te recomendamos son la chaqueta Scott AS Authentic, Scott Windebreaker Authentic o la chaqueta Dainese Wind Power.

Para la bicicleta, son varios los componentes y accesorios que podemos montar si deseamos adaptarla lo mejor posible al otoño. Donde más se nota es en las cubiertas (en este blog te ayudamos a conocer todos los parámetros a tener en cuenta en su elección), siendo ideales las que tienen más taco, más pronunciados y más separados, ya que seguramente, debido a las mayores precipitaciones, el terreno por el que circulemos estará mucho más embarrado, y este tipo de cubiertas nos ayudarán a tener más agarre a pesar del siempre deslizante barro. En el mercado hay muchas cubiertas específicas para barro, que nos ofrecerán un agarre perfecto, como si estuviéramos rodando sobre seco prácticamente, aunque también es cierto que si encontramos terreno seco penalizaremos un poco, así que las ideales podemos decir (a no ser que tengamos muy claro que circularemos sobre barro la mayor parte de nuestra ruta) son las cubiertas mixtas, que se defienden muy bien en todo tipo de terrenos. Entre estas encontramos las Michelin Wildgrip’R2, las Schwalbe Nobby Nic o las Massi Hurricane.

Un accesorio que puede ayudarnos a combatir el barro, son los guardabarros para bicicleta, que tan de moda recientemente se han vuelto a poner, sobre todo gracias a que algunos corredores de descenso y enduro lo han montado en las últimas temporadas en las carreras más embarradas. Los que están más de moda y han demostrado ser muy efectivos son los minimalistas como el Massi MMG-401 delantero o el Massi MMG-400 trasero.

Otro de los efectos del otoño es la reducción de las horas de luz, con lo que muchas veces se ven reducidas nuestras posibilidades de salir en bici al fin de semana. Para poder seguir saliendo con normalidad de lunes a viernes, es tan fácil como adquirir un foco de potencia alta,  a partir de 900 lúmens ya se puede circular casi como si fuera de día, y empezar a disfrutar de las rodadas nocturnas. Es una experiencia que engancha, el rodar se vuelve diferente, se agudizan todos los sentidos y los caminos por los que estás acostumbrado a circular de día, te parecerán otros. Te recomendamos los modelos de Sigma, de probada calidad y fiabilidad

Para los más sibaritas, para rodar en otoño e invierno, puede ser recomendable adquirir algunos componentes del grupo de transmisión más económicos que los que montamos habitualmente. Estos componentes, principalmente pueden ser cassette y cadena, y si lo deseamos, incluso el cambio trasero. De esta manera, conseguiremos dejar intactos nuestros componentes de gama alta para la primavera y el verano, donde no es tan habitual encontrar el barro y el agua que tanto pueden llegar a perjudicar estos componentes. Si bien es cierto que con un mantenimiento escrupuloso los daños pueden ser mucho menores, nunca está demás hacer este cambio si deseamos tener la bici perfecta para la temporada de carreras.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información