Nuevos Ejes Boost 148 y 110

Boost

Seguramente más de uno este último año ha escuchado la nueva expresión “Boost”, un concepto que poco a poco ha ganado fuerza dentro del sector del ciclismo y que se está vinculado a las nuevas bicicletas, ruedas y horquillas 2017 de gama media/alta. ¿Conocéis con claridad su significado? Hoy en este nuevo artículo os explicaremos en que consiste, analizaremos los beneficios y desventajas que aporta y evaluaremos su peso en el mercado actual.

Para los que no os suene el concepto Boost, tenéis que saber que consiste en una nueva tecnología donde los bujes de las ruedas son más anchos, 148mm en la rueda trasera y 110mm en la delantera. ¿Su finalidad? Incrementar la rigidez de las ruedas para compensar la mayor flexibilidad derivada de las ruedas diámetro grande, como las 29”. Esto se traduce en unas ruedas más sólidas gracias a los nuevos ángulos que adoptan los radios y permiten eliminar, casi en su totalidad, la asimetría en la tensión de los radios.

Pero la rigidez en las ruedas no es lo único que aporta el nuevo sistema Boost, sus 10mm de anchura en el eje delantero y los 6mm en el trasero, representan un extra de espacio muy importante para desarrollar bicicletas mucho más eficientes y rígidas. Permite rediseñar toda la parte trasera, reubicando y reforzando bieletas, haciendo basculantes más cortos y rígidos y ofrecen la alternativa de utilizar cubiertas más anchas de forma más segura.

Boost148_biking-point_1

Ventajas

-Permite variar el ángulo de ataque de los radios y por consiguiente tener ruedas más rígidas.

-Mayor rigidez comporta una mayor eficacia de pedaleo.

-Los 10 mm de ganancia en la parte delantera nos permite tener horquillas y ruedas mucho más rígidas y por consiguiente una conducción más segura y precisa.

-Deja más espacio entre vainas y rueda, lo que permite equipar neumáticos más anchos.

-Permite acortar unos milímetros las vainas, haciendo la parte trasera más corta y por consiguiente más efectiva.

-Según los fabricantes de ruedas, un modelo de 29” Boost tiene la misma rigidez que una rueda de 26”, algo muy importante para aquellas personas con presupuesto limitado que no pueden acceder a los costosos modelos de carbono.

-El Factor Q no queda afectado.

Desventajas

-Un mínimo aumento de peso, que en según qué fabricantes ni se producirá.

-Un cuadro actual no puede equipar o adaptarse al uso de bujes Boost en la parte trasera. Ha de estar concebido para esta tecnología de origen.

-Según Sram, Cassette y bielas también necesitan estar preparadas para esta nueva medida de buje, ya que la mayor anchura del eje trasero afecta a la línea de cadena. Por el contrario, Shimano no tienen en cuenta el desvío milimétrico y ofrece compatibilidad total con sus transmisiones.

-En una bici convencional puedes utilizar una horquilla Boost, pero deberás cambiar la rueda delantera, ya que el buje es más ancho.

¿Vale la pena comprarse una bicicleta con Boost?

La realidad es que para esta nueva temporada 2017, la mayoría de marcas han empezado apostar por el nuevo sistema de ejes, es cuestión de tiempo que la mayoría de bicicletas de MTB de gama media/ alta, de ruedas grandes, acaben utilizando dicha tecnología. Si ponemos en una balanza los pros y contras, los beneficios son mucho más destacables por lo que poco a poco,  se irán instaurando dentro del mercado de la misma forma que paso con el cambio de los ejes de 9mm con los ejes pasantes de 15mm. Si tienes pensado comprarte una bicicleta 2017 de gama media/alta te recomendamos que tengas presente los nuevos ejes Boost, es importante conocer cómo se mueve el mercado del ciclismo y por donde se mueve su futuro.

 

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información