Nos vamos de bikepark

blog-bikepark-2

Llega el verano y con el ya han empezado a abrir la mayoría de Bikeparks del hemisferio norte. Para quien no lo sepa, por lo general, un bikepark es una estación de ski que una vez se ha derretido la nieve y se han llevado a cabo algunas tareas de mantenimiento y adaptación, como limpieza de pistas y preparación de los remontes mecánicos para cargar las bicis, abre sus puertas a la comunidad biker, especialmente de la vertiente más gravity, como pueden ser las modalidades de descenso, freeride o enduro.

El funcionamiento es también muy parecido al de una estación de ski de invierno, pues pagaremos un forfait que nos da acceso a subirnos a los remontes, y podremos escoger entre unas cuantas pistas (o mejor dicho en este caso caminos y sendas) que nos llevaran otra vez hasta el punto más bajo de la estación. Estos caminos y sendas, igual que en invierno, están clasificados según su nivel de dificultad y además nos podemos encontrar diferentes obstáculos o elementos artificiales tales como saltos, mesetas y wallrides para hacer todavía más interesantes e intensas las bajadas.

Aunque a la mayoría nos guste el moutain bike en general, es decir, subir y bajar, se tiene que reconocer, que por unos días, permitirnos el lujo de ir al bikepark y darnos el gustazo únicamente de disfrutar bajando es un auténtico placer, olvidándonos de tener que darle a los pedales cuesta arriba, que de eso ya se encargaran los telesillas y telecabinas. Al estar las pistas clasificadas por su nivel de dificultad, cualquiera que salga normalmente en mountain bike, encontrara la suya para disfrutar bajando, e incluso le permitirá ir progresando a cada bajada y finalmente  bajar por sitios que quizá no se hubiera imaginado. Además, la mayoría que lo probéis, encontraréis que después las bajadas de vuestra zona que os parecían complicadas, os parecerán mucho más sencillas. Es por ello, que os queremos animar a que lo probéis y comentaros todo lo que os hará falta para disfrutar de un día de bikepark.

Primero de todo os hará falta una bici en condiciones, evidentemente la mejor opción es siempre una bici de descenso, aunque si tenéis una bicicleta de enduro o all-mountain para unos días de bikepark también os servirán. Todos aquellos que tengáis una bici rígida o de menos de 130mm de recorrido de horquilla y aproximadamente lo mismo de suspensión trasera olvidaros de llevar vuestra bici, ¡alquilar una de descenso o freeride y disfrutar!

Si vais a llevar vuestra bici, una inspección y puesta a punto previa por un mecánico cualificado es la mejor opción para prevenir posibles averías y el posible enfado de tener que terminar antes de hora vuestro día de bikepark. Si vais a estar más de un día, también es recomendable que reviséis, ajustéis y limpiéis vuestra bicicleta después de cada jornada, tenéis que ser conscientes que el tipo de terreno y la intensidad del mismo pondrá a prueba tanto a vosotros como la fiabilidad de vuestra bici y componentes.

Después para montar en condiciones de seguridad óptimas y corriendo el menor riesgo, pues no deja ser una actividad que conlleva una dosis del mismo, es recomendable alquilar, si no lo tenéis, un casco integral, rodilleras y coderas. También son muy recomendables un peto con protección de espalda y pecho.

En la mochila es recomendable llevar las herramientas y repuestos que llevamos habitualmente si no queremos bajar hasta abajo arrastrando la bici.

También os queremos aportar algunos consejos de comportamiento y normas básicas a cumplir cuando estéis encima de la bici o parados por medio del bikepark:

Mantener siempre  una velocidad prudencial y que podáis controlar en todo momento, nunca intentéis rodar por encima de vuestras posibilidades.

Si no estás acostumbrado a despegar excesivamente del suelo, mantente en el suelo y no saltes mucho más de lo que saltarías en tus caminos habituales.

Aunque veáis riders que os adelantan como si estuvierais parados y que realizan saltos de más de 5 metros con total facilidad, no os dejéis llevar por la emoción e intentéis hacer lo mismo, seguramente la cosa acabara bastante diferente, pues en los bikeparks acostumbra a estar lleno de profesionales, semiprofesionales y riders muy acostumbrados a estos tipos de terreno. Para progresar, lo mejor es ir mejorando poco a poco y con pasos seguros, si enseguida intentas saltar mucho o bajar muy rápido, seguramente te lesionarás y se habrá acabado, por unos días (en el mejor de los casos) tus opciones de montar en el bikepark e ir mejorando paso a paso. A nadie le gusta arruinar un día o unas vacaciones en bici por una lesión totalmente evitable.

blog14

Es recomendable nunca intentar de realizar cosas de las que no estemos seguros de como acabaran, primero de todo porque las consecuencias en el caso de que salgan mal están fuera de nuestro control, y segundo, porque no os lo pasaréis tan bien, la mentalidad debe de ser de 100% disfrutar.

Otra opción en caso de dudas, es pararse a un lado y esperar que pasen otros riders de más nivel y fijarnos como lo hacen, observando se aprende, y si estamos decididos, en la siguiente bajada probamos de pasar o hacer lo que hayan hecho ellos en determinada zona técnica.

El cansancio físico y/o mental es algo que seguramente nos aparecerá, sobre todo si no estamos acostumbrados a pasarnos un día constantemente bajando, y este es otro de los principales causantes de caídas. Por ello, es importante tomarse pausas para descansar, beber y comer, así como dar por finalizada la jornada antes de que os sintáis completamente destrozados, nadie os obliga a forzaros hasta que cierren los remontes, seguramente al final del día disfrutaréis más en el bar con una cerveza bien fría entre manos.

Cuando os paréis a descansar o a esperar un compañero, nunca os detengáis justo después de una zona técnica, un peralte o en la recepción de un salto. Tampoco debéis pararos en medio del camino o de la pista, pues al contrario de lo que pasa cuando esta todo cubierto de nieve, una pista, por ancha que sea, puede que solamente tenga una trazada por donde pasar y esta sea donde justamente tu estás parado. Por ello, debes de permanecer alerta en todo momento, fijándote dónde te detienes y saliendo totalmente del camino y llevando contigo tu bici.

bikepark13

Hacer siempre caso de las señales y advertencias del bikepark, no están porque si, todas tienen un sentido y una razón de ser.

Antes de empezar la jornada es importante calentar los músculos y refrescar los movimientos básicos encima de la bici para no encontrarnos en la primera bajada y la primera zona técnica rígidos y fríos, es diferente a nuestras salidas habituales en las que acostumbramos a pedalear un poco antes de llegar a la montaña o a la primera zona técnica de bajada. Así como realizar unas 2 o 3 bajadas por las zonas más fáciles para acabar de calentar bien.

En principio, cumpliendo esta serie de normas y consejos tendréis suficiente para disfrutar y saldar con éxito vuestro primer día de bikepark, pero no olvidéis lo más importante, actuar siempre con sentido común.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información