¿Son los manillares anchos mejores?

yoann-bar

¿Sabes si realmente te conviene un manillar tan ancho junto con una potencia tan corta?

Ya hace algunos años que se ha puesto de moda ir ensanchando progresivamente los manillares de las mountain bikes. Ya queda poca gente que todavía monte manillares de menos de 600mm de ancho, de los que se llevaban hace unos 15 años, pero esto no significa que debas salir corriendo a comprar un manillar más ancho que un Seat Panda, aunque se lo hayas visto a tu corredor de enduro favorito…

Si estás pensando en dar el paso a un manillar más ancho, hazlo realmente por funcionalidad, no por moda, y antes de elegir el ancho, sospesa los pros y contras de cada tamaño.

La evolución de los manillares

Como todos los componentes de nuestra bici, los manillares han evolucionado drásticamente desde los inicios del mountain bike, y más ahora, que tenemos bicis especializadas para cada disciplina, cuando al inicio únicamente existía eso, el mountain bike.

Los manillares más anchos han venido provocados por los cambios en la manera de montar, los avances de las bicicletas dobles y sus mayores recorridos de suspensión,  junto con las nuevas disciplinas que han emergido en consecuencia, han obligado a los fabricantes a encontrar nuevas soluciones técnicas para adaptar sus bicis a las nuevas necesidades de los corredores.

Se puede decir que no hay ninguna ciencia exacta ni fórmula que determine el ancho de manillar perfecto, ya que influirán tanto la envergadura del ciclista, como algunos factores locales tales como el tipo de sendero, árboles, rocas, o el balance entre ascenso y descenso que hacemos. Todo ello, podría hacer variar el ancho del manillar perfecto entre 20mm y 50mm.

La teoría dice que un manillar más ancho te ofrecerá más fuerza para controlar la rueda delantera, permitiéndote dirigir la bici más fácilmente hacía donde tú quieres, lo que como teoría, en general, es cierta. Teniendo en cuento esto, hasta hace poco las únicas consecuencias que tenía un manillar más ancho, es que la potencia se montaba más corta,  a menor alzada del ciclista más estrecho el manillar y que las bicis más bajas y con más slack (ángulos de dirección y tubo vertical menores, más “bajadores”) tiendan a montar manillares más anchos que las bicicletas más altas y cerradas. Pero incluso estas “normas” generalmente aceptadas por todos, se han visto cuestionadas por el incremento de los manillares de 710-740mm en el sector de las bicis enduro o incluso all-mountain y trail, anchos que se consideraban exclusivamente de descenso hace solamente 5 años.

ancho-manillar

Más ancho no es igual a mejor

Como muchas de las situaciones a las que nos enfrentamos en nuestro día a día, el ancho de manillar se escoge mejor con moderación y sentido práctico. Si los senderos por los que acostumbras a montar son mayoritariamente estrechos, cerrados, muy poblados de árboles y los tramos rápidos de “alta velocidad” no abundan, un manillar ancho puede ser más un obstáculo que una ayuda. Si tu manillar es tan ancho que te obliga a montar con los brazos muy extendidos y con los codos bloqueados encontrarás que te resultará muy difícil de reaccionar ante los obstáculos. Igualmente, si no tienes mucha amplitud de brazos y eres estrecho de hombros, los manillares anchos no te resultarán confortables.

Hemos de tener en cuenta que la moda de los manillares tan anchos viene de gente que monta por terreno muy técnico, muy rápido, donde los senderos empiezan a intentar arrancarte el manillar de la mano a cada obstáculo. Si  el terreno por el que sueles montar no es tan técnico, la necesidad de un manillar ancho se reduce. A menudo, biomecánicamente es más fácil para los corredores sujetarse a un manillar más estrecho que a uno ancho.

Como ejemplo, podemos darnos cuenta de ellos si intentamos levantar una barra de mancuernas con las manos alineadas con los hombros, nos resulta más fácil que si las abrimos más que nuestro ancho de espaldas.

Trucos para encontrar el ancho idóneo para nosotros

Te recomendamos que a la hora de comprar un nuevo manillar, si aún no has encontrado tu medida perfecta, siempre tires largo, y te asegures que se por su construcción, se puede cortar sin problemas. Así, si te notas ancho, siempre lo podrás ir acortando centímetro a centímetro hasta que te notes cómodo con esa anchura.  Un truco para encontrar nuestro ancho y no tenerlo que ir cortando cada vez, es comprar un manillar ancho y montar puños de tipo lock-on (de los que se sujetan por los extremos con un tornillo), y así, fácilmente, podremos ir jugando con el ancho de manillar dependiendo de como coloquemos los puños hasta que encontremos nuestra medida perfecta.

puños-manillar

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información