La fotografía y el MTB

Photo_Bike

Hace unos días os hablamos de la técnica en el pedaleo del ciclista, hoy el temario es totalmente diferente. ¿Te gusta la fotografía y el ciclismo?en esta entrada de blog te contamos algunos secretos y recomendaciones para mejor tus fotos de ciclismo, una tarea complicada ya que influyen diferentes factores.

La fotografía con temática de ciclismo de montaña es un fenómeno nuevo. Hace tan sólo 10 años, cuando  una cámara digital básica costaba tanto como una bicicleta decente y las cámaras de vídeo mediante cinta estaban agonizando, nadie se molestaba en llevarse la cámara al salir a rodar con su bicicleta por la montaña. 

Ahora, gracias a la revolución digital, todos somos fotógrafos. Cámaras y ordenadores asequibles, internet rápido, programas sencillos de filtros fotográficos, sitios para compartir fotos, e incluso el crecimiento de las redes sociales. Ahora, a todos, nos ha aparecido la necesidad de compartir nuestras aventuras en mountain bike con el resto del mundo. 

¿Y por qué no? Así podrás compartir esas sensaciones únicas que sientes cuando montas en bici con tus familiares o compañeros de trabajo, y de paso que comprendan un poco mejor la obsesión que tenemos por montar, a sus  ojos, incomprensible.

O por lo menos, deberían hacerlo. En realidad, todos hemos experimentado la desilusión de pensar que habíamos capturado una gran foto y realmente se nos había escapado la buena foto. Ya sea un paisaje impresionante con nuestro grupo de aventuras que termina convirtiéndose en una foto del suelo del lugar o un buen salto que llevamos tiempo practicando y que se convierte en una suma de borrosos píxeles. 

Para que tus fotos pasen de ser un desastre o unas simples fotos sin nada que destacar a unas fotos que tu hijo este orgulloso de colgar en la pared de su habitación o de llevar al colegio.

Te dejamos una serie de consejos...

Tienes que ser selectivo

Los ojos serán nuestros sensores inteligentes. Combinados con la potencia de procesamiento de nuestro cerebro, que nos permite interpretar lo que nos rodea, sabremos cuando disparar. 

Necesitaremos clavar el ojo en el visor de nuestra cámara (o en su pantalla) para eliminar cualquier distracción y encontrar el momento justo de disparar. 

Camina alrededor del sitio donde te encuentres. Encontrarás un ángulo diferente que marcará la diferencia. Trata deagacharte. Prueba con diferentes niveles de zoom. Haz todo esto, merecerá la pena la diferencia en el resultado final. Permítete al menos un minuto para elegir el mejor ángulo, asegurándonos de que estamos capturando sólo lo que deseamos mostrar. Y sólo entonces pulsa el botón. Estamos en la montaña, no tenemos tanta prisa… 

Planea con anticipación

Los fabricantes de cámaras nos quieren hacer creer que todo lo que tenemos que hacer es apuntar y pulsar... sin que sea necesario pensar. Si bien es un enfoque que sin duda va a servir para capturar algunas imágenes, es poco probable que obtengamos así las mejores capturas posibles de este modo. 

Así que por un momento párate, piensa y decide qué imagen vas a tomar y que queremos mostrar. ¿Dónde está el ciclista que queremos fotografiar? ¿Qué queremos enseñar en la fotografía y que queremos no mostrar? Una vez lo hayamos decidido, nos preparamos y disparamos. Si no salen como lo hemos planeado, observamos los fallos, pensamos como podemos mejorar y que debemos cambiar. Si tenemos otra oportunidad, lo volvemos a intentar y aplicamos los cambios, si no, la próxima vez que nos dispongamos a hacer una foto, seguro que nos acordamos y nos sale mejor. Este es el único camino para mejorar. 

Mueve la cámara 

Una bicicleta rodando es un blanco en movimiento y los objetos en movimiento son más difíciles de fotografiar que los que están estáticos. Para mejorar las posibilidades de conseguir una buena foto, persigue el recorrido de la bicicleta con la cámara y dispara en el momento que encuentres oportuno. 

Imagina un objetivo de precisión en la pantalla de la cámara o el visor, entonces, como si de una mirilla de francotirador se tratará, pon la bici y el ciclista en el centro de la misma, y no permitas que se salgan de ella. Mueve la cámara para mantener el objetivo, mantén el movimiento al pulsar el botón de disparo, y no dejes de mover la cámara al menos hasta que haya transcurrido un segundo después del disparo. 

Compartir, aprender, mejorar 

www.flickr.com

Es una herramienta en línea para compartir fotos, sigue siendo la mejor manera de compartir tus capturas con los amigos, la familia y el resto del mundo. Una buena comunidad con la que tendrás la oportunidad de recibir comentarios sobre tus fotos. 

Algunas alternativas a Flickr, son Picasa, la competencia que propone Google, de similares características a Flickr, Facebook, que como todos sabemos no está únicamente centrado en la fotografía o Instagram, mucho más sencillo y de uso exclusivo desde el teléfono móvil. La mayoría de redes sociales que permiten subir fotos pueden ser un buen escaparate para nuestras fotografías y recibir comentarios constructivos. 

Otra opción válida son los foros de internet, donde también podremos recibir muchos consejos y compartir experiencias con profesionales o aficionados que llevan mucho tiempo metidos en esto.       

Una buena cámara 

Aunque las cámaras compactas son los más populares y fáciles de llevar, no hay duda de que una réflex digital es la mejor herramienta para la captura de imágenes en bicicleta. Más rápidas, más flexibles, más precisas, mejores con poca luz… si nos queremos tomar en serio la fotografía, una réflex digital es la mejor opción sin duda. 

Si un menor peso y  un tamaño más reducido son argumentos más importantes para nosotros, las alternativas cámaras compactas es cuando tienen opción de compra. Una gran confusión que todos hemos tenido es la de pensar que a mayor número de píxeles, mejor calidad de fotos. Esto es sólo un argumento comercial. Los pequeños sensores de las cámaras compactas se saturan con tantos megapíxeles, lo que acaba empeorando la calidad de las fotografías. Una compacta con 10-12M de megapíxeles es la mejor elección. 

Otra característica importante y que debe tener prioridad es un buen acceso a los controles básicos. Tenemos que poder acceder a la ISO (que determina la sensibilidad del sensor de imágenes a la luz), el balance de blancos, la compensación de exposición y, preferentemente, la velocidad de obturación sin tener que navegar por profundos y rebuscados menús.

Errores comunes y cómo evitarlos 

Problema: La foto sale borrosa 

Solución: Asegúrate de que estás siguiendo el piloto, te alineas con su trayectoria y haces la foto. Para fotografías de cerca, por lo general vale la pena pre-enfocar la cámara en el lugar que tomaremos la captura. Aunque el enfoque automático es inteligente, una ciclista y su bici están llenos de huecos por dónde se ve el horizonte, como por ejemple el diseño del cuadro, o el espacio entre brazos y torso, pudiendo confundir así a la cámara con el resultado de que la foto salga mal. 

Problema: El ciclista sale demasiado pequeño 

Solución: Acercarse con el zoom o acercarnos nosotros mismos tanto como sea posible. “Llenar” la fotografía totalmente con el objetivo que deseamos requiere algo de práctica para hacerlo bien, pero si quieres conseguir fotos con un resultado impresionante tendrás que conseguir que el ciclista y su bici ocupen prácticamente toda la superficie de la fotografía. 

Problema: Paisajes aburridos 

Solución: las fotos convierten la realidad tridimensional en sólo dos dimensiones. Puedes volver a crear la ilusión de profundidad mediante la composición muy cuidadosa de la imagen. Asegúrate de que haya  elementos cerca,  a media y a larga distancia, por ejemplo, una roca en primer plano, un árbol un poco más lejos y montañas en la distancia. Utilice el camino para llamar la atención del espectador a través de la imagen, y tratar de usar diagonales en lugar de líneas rectas.

Modo AF...

Para los que tengáis un mínimo de conocimientos del funcionamiento de una cámara de gama alta, es importante ajustar correctamente el modo del AF.

La configuración correcta para realizar fotos de deportes comienza por ajustar el modo del AF, “modo de avance del enfoque automático”. Si eres de Canon el modo de avance recomendado es AI Servo mientras que si eres de Nikon utiliza el modo AF continuo (AF-C). Sigue con el botón de disparo a medio recorrido y dispara en el momento justo.

 

Nos puedes seguir en...

Facebook    Twitter    Google+    Youtube

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información