Geometría de la bici

geometria-blog

Si llevas un tiempo introducido en el mundo del mountain bike, seguro que ya has escuchado más de una vez en las charlas de tu grupo el tema de la geometría de la bici, acompañado de algunos nombres propios, casi siempre con anglicismos, como "chainstay", “slack”, o términos como la geometría agresiva, ángulo de dirección, lanzamiento de la horquilla…

A continuación os mostraremos como las diferentes medidas de las partes del cuadro de una bicicleta pueden afectar en su conducción, convertirlas en buenas escaladoras, o en bicicletas muy estables y tragonas bajando…

Cuando miramos la tabla de geometrías de un modelo de bicicleta, estas son las medidas que más afectan posteriormente a la conducción de la bici:

  • Ángulo de dirección
  • Ángulo del tubo de sillín
  • Longitud vainas o “Chanistay”
  • Distancia entre ejes
  • Recorrido de suspensión/es

El ángulo de dirección, es la medida, en grados, del tubo de dirección (o lo que es lo mismo, por donde la parte superior de la horquilla pasa a través del cuadro). 90º significarían un tubo de dirección recto de arriba abajo, es decir, vertical, y cualquier número inferior a 90º significa una configuración en que la parte inferior de la horquilla, está avanzada hacía delante respecto de la parte superior, o lo que es lo mismo, el eje de la rueda delantera queda avanzado respecto del tubo de dirección.

Para el ángulo del tubo de sillín pasa exactamente lo mismo que con el ángulo de dirección, el principio a aplicar es el mismo.

El “chainstay” hace referencia  a la longitud de las vainas, o lo que es lo mismo, los tirantes inferiores del basculante, que van desde el eje de la rueda trasero hasta el eje de pedalier.

La distancia entre ejes, como bien dice su nombre, es la medida que va de un eje a otro, o lo que es lo mismo, la distancia que hay entre las partes de la rueda delantera y la trasera que tocan el suelo.

El recorrido de suspensión como bien dice su nombre también, hace referencia al recorrido de absorción, normalmente expresado en mm, que ofrece la horquilla en el caso de las bicicletas rígidas, o horquilla y amortiguador en el caso de las mountain bike dobles. Cabe decir que no tiene por qué ser exactamente igual, y no es extraño ver, sobretodo, bicis con mayor recorrido en la horquilla que en el amortiguador.

geometria-blog-3

Ángulos de dirección cerrados o relajados

Las bicicletas orientadas a un uso en competición de XC tienen un ángulo de dirección más vertical o cerrado (más cercano a 90º), normalmente de entre 72º y 69º, y un tubo de sillín con una angulación de alrededor de 73º. Estos ángulos más verticales colocan al ciclista  sobre el centro de la bicicleta, consiguiendo así una posición de pedaleo eficiente y que permite obtener la máxima potencia, ayudando también a la rueda delantera a mantenerse firme durante las subidas. Estas bicicletas se muestran rápidas y eficientes en caminos relativamente fáciles, sin excesivas dificultades técnicas y con mucha subida, pero en terreno roto y en los descensos, la posición más avanzada y el ángulo de dirección tan vertical nos hacen ir con más precaución y a una velocidad más moderada, evitando así salir “catapultados” por encima de la bicicleta ante cualquier obstáculo que tengamos que pasar por encima.

Una geometría más relajada significa unos ángulos de dirección más bajos, lo que se actúa posicionando el ciclista más retrasado respecto al centro de la bicicleta, y la rueda delantera se posiciona más adelantada. En el extremo de este concepto podemos observar las bicicletas de descenso, bicicletas diseñadas únicamente para bajar y tan rápidamente como sea posible. Con unos ángulos de 65º o inferiores, estas bicis se pilotan con mucha mayor facilidad en los descensos más verticales, sin miedo a que el corredor pueda salir por delante de la bici, con la rueda delantera superando obstáculos de manera mucho más sencilla y haciendo trabajar bien la horquilla para aportarnos todavía más facilidad y confort. Como podéis imaginar, las bicicletas con geometrías tan relajadas, se comportan muy mal en las subidas, y con facilidad la rueda delantera se puede levantar, perdiendo fácilmente la trayectoria la rueda delantera.

Entre estos dos extremos de las bicicletas de competición XC y las de descenso, se encuentran  las bicicleta de tipo Trail, All Mountain o Enduro, cuya misión es permitir afrontar las subidas con un rendimiento óptimo y a la vez permitir bajar de forma rápida y segura los descensos. Este segmento de bicicletas en la actualidad es uno de los más populares, con unos ángulos de dirección de entre 66º y 68º y con un chainstay (longitud de vainas) relativamente corto.

Efectos de la longitud de las vainas

Por norma general, una longitud de vainas más largas permitirá a la bicicleta ser más estable, y unas vainas más cortas, acercarán la rueda trasera al centro de la bici y será más fácil levantar la parte delantera y superar los obstáculos que se presenten por delante. Evidentemente, la longitud de las vainas también afectará la longitud total entre ejes. Una distancia corta entre ejes hará la bici más manejable en los tramos más revirados, mientras que una distancia larga hará la bici más estable a altas velocidades. Tradicionalmente las bicis de XC tenían una longitud de vainas y distancia entre ejes generosas, mientras que las bicis de tipo all mountain y descenso eran mucho más cortas, pero esta moda está cambiando, y cada vez son más las bicis de rally que tienen unas vainas y una distancia entre ejes más corta.

Recorrido de las suspensiones

Hasta hace unos 10-12 años, unos 100mm de recorrido eran la norma general, pero los avances en el diseño de los cuadros, y en el desarrollo de nuevas horquillas y amortiguadores,  permitieron introducir más recorrido sin penalizar a la hora de pedalear o frenar con fuerza. Gracias a ello, hoy en día, podemos diferenciar entre 3 grandes categorías de bicicletas, teniendo en cuenta su geometría y su recorrido de suspensiones.

Las bicis de rally se mantienen con los 100mm de recorrido, aunque cada vez hay más modelos que optan por montar horquillas de hasta 120mm de recorrido para hacerlas un poco más versátiles. A pesar de ello, siguen siendo bicis diseñadas para rodar rápido en circuito de XC y rutas de tipo marathon, donde las subidas tienen especial importancia para conseguir buenos resultados, no siendo la opción de bicicleta más aconsejable para los que se quieren divertir bajando.

anthem-blog

Por su parte, las bicicletas de tipo trail o All Mountain tienen entre 120mm y 170mm de recorrido. Al ser un segmente tan amplio, con hasta 50mm de diferencia de recorrido, la mayoría de fabricantes dividen este sector en 2 o hasta en 3 subsectores, con un modelo específico para cada uno de ellos. De todas formas, el principio de todas estas bicis es el mismo, son bicis ideales para todo, y cuanto más recorrido, tienen una geometría que cada vez la da más importancia a obtener un buen rendimiento bajando, en detrimento de las subidas. Algunos de los trucos que usan este tipo de bicis para ser el máximo de versátiles son recorridos variables de la horquilla, bloqueo del amortiguador trasero o tijas telescópicas.

reing-blog

Para acabar, las bicicletas de descenso y/o freeride están desarrolladas para bajar rápido y pasar (o volar) por encima de todo lo que se ponga por delante. Son bicicletas pesadas y que evidentemente en las subidas se comportan muy mal o directamente no nos lo podemos ni plantear. Están sobretodo pensadas para bike parks y zonas con remontes mecánicos. Cuenta con entre 180mm y 230mm de recorrido en las suspensiones.

glory-blgo

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información