Cronica Pedals de Foc Non Stop

pedals

Antes que nada me gustaría agradecer inmensamente a la tienda Biking Point de Mataró por la esponsarización de nuestro equipo. Gracias Jordi, Pere, Dani y Albert por habernos ayudado a cumplir nuestro sueño. También quiero agradecer a Josep Domènech que se ha currado el facemeeting para hacer del whatsapp una herramienta de comunicación brutal.

¿Cómo se define el síndrome que te deja esta carrera dentro del cuerpo? Enfermedad mental transitoria o permanente? Porque una vez llegado a casa, después de vivir esta gran experiencia del ciclismo,  todavía estoy mentalmente en las montañas de la Vall d’ Aran.

Para escribir en cuatro lineas las aventuras que he vivido con mis dos amigos, Xavi Ferrer Olivella y Roberto Sánchez Bernal, nos hemos de remontar al 26 de diciembre cuando me hice el firme propósito de entrenar duro para terminar el gran reto. El año pasado quedé plata, terminar la carrera en 2 días, esta vez quería conseguir hacerla en un día. Categoría Oro.

Entrenamientos: en bici de carretera, en bicicleta de montaña, el gym con el spinning, haciendo footing, cada día algo durante 6 largos meses. Después de la SuperBonaigua, coincidiendo con el gran Llibert Mill para preparar la carrera, una semana antes voy a Jaca con la mujer a hacer la Quebrantahuesos.

Nos plantamos en Vielha para vivir, el 29 de junio, la carrera de las carreras.  220km con unos 6500m de desnivel de subida. ¡Quien no lo hace  seguido no sabe a qué números se enfrenta!

Llegamos el viernes 28 con las bicis y las maletas. Nuestro equipo: Biking Point Mataró. Recepción en el hotel y preparación de material, Sauna rápida ya buscar el petate con el dorsal y el chip. Briefing divertido intentando poner en marcha los powerpoints sin éxito durante 5 minutos. Pep hace una explicación detallada y nos asustamos de la riada de la Vall d’Aran. Cenamos haciendo cola como marca la tradición del Sol Vielha ya dormir a las 23h.

5 de la mañana, Viehla, todos con frontales y las bicis cargadas de ilusiones. Salida rápida y remontada por camin del Port, un camino que sube demasiado para empezar una carrera sin calentar y tan temprano, con rampas de cemento fuertes del 22%. Más a delante se convertían en pista de tierra Pedregosa durante unos 4,5 km, nos obliga a llegar al asfalto bastante calentados hasta la boca Norte del Túnel de Vielha.  Salida a las 6 de la mañana por la boca sur y ya amanece, meto todo el gas a la bici y empiezo a bajar a 65km/h durante 2km.  ¡La mejor forma de despertar!

Giramos a la izquierda con la ayuda de los mossos y entramos al camino que bordea el embalse de Baserca por la izquierda, una zona pedregosa y rápida, atravesando cascadas y piedras.

Ya con los pies mojados, seguimos por pistas y atravesamos Vinyal y Ginast.

Hay que vigilar… a media bajada hay una antena y justo detrás una trialera que te quita el sueño de las orejas y que más de uno se le ponen por corbata jejeje. Yo ya estaba avisado, descenso por pista rápida hasta Vilaller donde está el primer avituallamiento líquido. Son las 7 de la mañana. Voy bien, las sensaciones son buenas sin ser excelentes por culpa de un resfriado. Lleno el bidón. Roberto y Xavi estaban 5-10minutos delante de mí.

Empiezo a subir el Coll de sierra, 4,5 km de pista forestal con rampas continuas, cojo un ritmo tranquilo para no quemar las piernas, me empiezan a pasar algunos ciclistas pero yo voy fresco y eso es lo importante. Llego arriba y comienza un sendero larguísimo, por dentro el bosque, técnico, con escalones de piedra, con charcos de barro, disfruto mucho la bajada y cruzo la carretera bajando escaleras de madera. Las vistas son increíbles.

Los mossos nos ayudan a cruzar la carretera de nuevo y comienzo la tercera subida del día. Asfaltada, cojo un poco de cadencia y voy encontrando gente por el camino, sé que el año pasado justo en esta subida me empezaron a coger calambres en las piernas! Esta vez las tenía perfectas. Voy comiendo continuamente, y tomo agua con sales muy a menudo. Llego a la ermita de San Salvador y foto para la posteridad.

A media bajada entro a Gotarta, km 55, donde esta el segundo avituallamiento, firmo y veo que Xavi y Roberto me llevan 15min. A comer otra vez, hay de todo en los avituallamientos, bocadillos, bebidas isotónicas, barritas, geles...

Continuo ahora con un chico de St. Feliu, llevamos el mismo ritmo pero al comenzar, el coll de Peranera le duele la barriga. Le durará todo el día. Esta subida para mí es la peor, la pista está llena de piedras… es una tortura. Al llegar arriba, nos espera una bajada fuerte y otra subida al coll de Sas, éste es más corto y ya se visualiza el final de la subida. Empezamos a bajar primero por pista y luego por asfalto hasta las Iglesias. Tercero Avituallamiento.pedals2

Roberto y Xavi me llevan más de media hora. Ningún problema, yo a lo mío. Firmo. Cargo bidón. Como y me preparo para subir el Coll de l’oli.

La primera parte se puede hacer tranquilamente pero cuando crees que has llegado arriba y ves que los que tienes delante bajan de las bicicletas y se ponen a arrastrar-las ,ya sé dónde estamos, a la luna! El Coll de l’oli durante los 2,5 km es muy duro, tierra rojiza, muchas piedras y ninguna sombra.

Llego arriba. ¡Qué vistas!  Delante de mí tengo el triador, pero todavía tengo que bajar a Espui, la Vall Fosca. La bajada tiene escalones y piedras, voy con mucho cuidado. Llego a un salto de agua, hacía un siglo que no veía agua y ahora una cascada que parece una aparición! Pongo la cabeza bajo el agua fría y comienzo a bajar por la pista y sigo por la carretera asfaltada hasta el fondo del valle.  Ahora encuentro a un señor del País Vasco, Joseba Arana, Patxi para los amigos, un ángel de la guarda, me anima, llegamos juntos a Espui, comemos bien y estiramientos, encuentro también Xavier Bernat que me anima muchísimo, le pregunto por Xavi Taberner y me comenta que va más atrás seguro que hace plata.

Son las 13:45 aún tendré tiempo de llegar a Espot antes de las 7 de la tarde. Sólo falta subir el Coll del Triador. Muy largo 12km. Subida continúa en zig-zag. Son muchos los ciclistas que están totalmente reventados, incluido yo.  El buen ritmo que había  llevado hasta ahora da un vuelco y empiezo a sufrir, calor, cansancio.  Llega un tramo que cuando se inclina demasiado me bajo de la bici, camino unos 200m y vuelvo a pedalear y así como un ritual hasta arriba. Llegar arriba la Triador en 2h desde Espui tras 100km encima es heroico. Avituallamiento, control de firmas y sigo a 2000m durante una hora por una pista de 20km que sube al Coll de la Portella Blanca en 2200m.

A partir de ahí bajamos un poco, Sergio Tiralé y Carlos me ayudan a llegar a la Cruz de l’Eixol, una rampa tremenda justo antes de la bajada a Espot. Vaya bajada, cuando parecía que no tenía fuerzas para pedalear más llega una bajada de mil metros de desnivel, pongo la bici a 50km/h y cojo aire. Olemos el pueblo de Espot al fondo del valle, los tres bajando parecemos halcones en vuelo picado para cazar la presa.

Antes de llegar entramos en una trialera muy bonita pero que si vas cansado te puedes caer rápidamente, tengo mucho cuidado y continuo. Llego a Spot las 18h26. ¡Estoy dentro del tiempo de Categoría Oro!

Me sobra más de media hora, estoy tan contento que llamo la mujer y envío algún whatsapp y ya pienso en la parte final. Sergio y algunos más hablamos de ir juntos hasta el final, partimos hacia un sendero con vistas por encima de la vall d’Aneu, preciosa. La subida, me coge en frío, me cuesta mucho, me esperan un momento. Me recupero, llegamos a Son, me conozco muy bien todo el recorrido hasta Viehla. Rodar por carretera se me da bien, me pongo a tirar del grupo de 9. Llegamos al Camino del Calvario que sale detrás de la Iglesia de Son del Pi.  ¡No es ningún calvario un sendero tan bonito! es lo que necesitábamos todos para animarnos. Cruzamos la carretera de la Bonaigua, entramos en Sorpe y enfilamos hacia Isil, el río empieza a sentirse.

Avituallamiento en Alòs d'Isil y otro mini crisis al sentarse en el banco de la plaza, ¡quién me ha dicho de venir aquí! Suerte de la gente del grupo que entre todos y sobre todo Patxi empieza a contar chistes. Seguimos cerca del río remontando toda la subida hacia Montgarri,  ponemos los frontales y venga hacia arriba, el camino se hace largo de noche en el bosque…no me imagino ni por un momento estar solo con este cansancio.

Llegamos a Montgarri, último avituallamiento, la organización un 10. ¡No, un 100!! Eran las 11 de la noche y los voluntarios todavía al pie del cañón. Firmamos ya subir al plan de Beret, 5km de subida, en medio  de un río enorme con una tubería grande en medio que vamos saltando entre todos ayudándonos. Qué grupo que hemos hecho, siempre con respeto y a compañía, cuando alguien se quejaba otro le animaba y así todo el mundo llegó a Pla de Beret en una noche estrellada.

Mientras tanto Roberto y Xavi hacen la entrada triunfal en Viehla!! Han quedado el 96 y el 97! 16h 21min. ¡Impresionante!

Al cabo de 4 horas, llego con el grupo, 20h22min. Me abrazo a mis compañeros que me esperan, se cerca la una de la madrugada, Pep Vega me abraza y me hace sentir el mejor ciclista del mundo! Me entrega el maillot de FINISHER.

Terminar la carrera ya es un éxito. Y yo que todavía no me creo, he quedado el 48 de mi categoría, 160 de la general y en 20h he hecho 220km por el pirineo salvaje: cascadas, piedras, nieve, sol…

Un fin de semana redondo. Veo  Israel ganar con Llibert Mill y consigo termino mi reto  pedals de foc en un día.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información