Cómo destruir tu bici en 4 sencillos pasos

blog-2

¿Qué sucede si no tienes cuidado de tu bicicleta? ¿Qué sucede si eres un auténtico vago a la hora de hacer cualquier tipo de tarea de mantenimiento, especialmente de tu bicicleta? O ¿Qué sucede si lo que quieres es destruir tu actual bicicleta para tener la excusa de comprar otra? Si todo esto te suena de algo, aquí tienes como destruir tu bici lentamente en 4 sencillos pasos.

1.- No limpies la bicicleta: si, es así de sencillo, no te molestes en ello. Si cruzas un rio ya hará el trabajo por ti. ¿No hay ningún río considerable por tu zona? No te preocupes, deja la bici en el jardín y ya lloverá, de este modo ahorraras agua también. Las bicis están fabricadas principalmente de aluminio, carbono y otros elementos que no se oxidan, y además, se va a volver a ensuciar de todos modos en la próxima salida…

2- No le hagas el mantenimiento: ni se te ocurra hacerle ninguna tarea de mantenimiento a tu bicicleta, como repasar la tornillería, ajustar el cambio... y mucho menos llevarla al taller de bicis, total, ¿para qué? Si ya funciona correctamente… Tampoco necesitas gastar dinero en aceite para la cadena, como mucho, puedes rociar la cadena con aceite vegetal de cocinar, que de este ya tienes en casa y hace que funcione mucho más suave ya.

En cuanto a los frenos, si los del coche los revisas cada 20000 km’s, ¿para que vas a molestarte en revisar cada ciertas semanas los de la bicicleta?

blog-1

3- Ignora los crujidos: es la manera que tiene la bicicleta de demostrarte que esta trabajando. No tienen ninguna importancia todos esos crujiditos… Además, es normal, con todos los cables, la amortiguación, las bielas, pedales… son toda pieza móviles que tienen su ruido característico.

4- Muy importante, tampoco le hagas el mantenimiento al sistema de amortiguación: son mecanismos totalmente probados y herméticos, como va a entrar suciedad dentro de los amortiguadores. Si en algún momento no va todo lo suave que debería ir, sigue rodando, es normal, con el uso volverá a trabajar correctamente.

Si le tienes un poco de aprecio a tu bicicleta, actúa de manera totalmente contraria a lo que comentamos en este texto, tu bici te lo agradecerá.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información