Cadenas para bici

snow-mtb

¿Quieres rodar sobre nieve pero no puedes permitirte otra bici más? Te presentamos la solución: Cadenas para bicicleta caseras

Ahora que están tan de moda las fat bikes y estamos cansados de ver vídeos y vídeos de riders rodando con ellas sobre la nieve, seguro que a muchos les ha entrado el gusanillo de probar de rodar sobre la tan preciada superficie blanca.

Pero hay un problema, con las bicicletas convencionales, incluso aunque montemos cubiertas gruesas de descenso, al pedalear la rueda pierde tracción y nos encontramos con que no avanzamos, sin contar que al girar, la rueda delantera fácilmente pierde agarre. Por ello, ya hace unos años que algunas marcas empezaron a sacar modelos de bicicletas que se bautizaron comúnmente con el nombre de Fat Bike, que venía dado por su apariencia, ya que montan ruedas de 26x4.5” o incluso 5” de grueso, con el consiguiente ensanchamiento del espacio entra las barras de la horquilla y de los brazos del basculante para hacerlas caber.

Pero claro, hay muchísima gente que no se puede permitir tener más bicicletas en casa, y menos tan específicas como las Fat Bike, que son todo un capricho… por ello, hoy te proponemos dos remedios “caseros” para que pruebes de rodar por encima de la nieve con tu bicicleta convencional y con muy poca inversión.

Se trata, simplemente, de ponerle cadenas a las ruedas de bicicleta, como si de un coche se tratara. Con ello ganaremos tracción en la rueda trasera y seguridad.

Lo primero que debemos hacer es ir a cualquier ferretería y comprar:

-          50 cm aprox. de cadena trenzada, no demasiado gruesa, similar a la de las fotos.

-          50 cm aprox. de cable de alambre sin recubrimiento

-          4 casquillos

-          Bridas de plástico gruesas

De herramientas necesitaremos: alicates de punta fina y cortador de alambre.

El procedimiento es el siguiente:

-          Deshinchar la cubierta

-          De los 50 cm de cadena trenzada, con unos alicates, separarla en tramos de 6 conectores.

1

-          Una vez tenemos todos los tramos, los empezamos a colocar encima la cubierta. Los aseguramos con las bridas por el interior de la rueda. Aproximadamente hemos de dejar una separación de tramo de cadena (a lo largo) entre tramo y tramo.

2

-          Una vez ya tenemos todos los tramos colocados, los aseguramos pasando el cable de alambre a través de la última pieza de los tramos de cadena.

3

-          Con la primera punta que cojamos del cable de alambre hacemos un enganche redondo y lo cerramos con los casquillos, y hacemos lo mismo con la otra punta, haciendo pasar previamente el cable a través del anterior enganche. Antes de cerrar este último enganche con el casquillo, tiramos bien del cable para asegurarnos que queda tensado.

4

-          Hinchamos las cubiertas a una presión ligeramente inferior a la habitual.

6

-          Salir a disfrutar de la bicicleta sobre la nieve.

Otra solución de emergencia, o ideal para situaciones de poca nieve o nieve compactada es simplemente poner bridas alrededor del conjunto cubierta + rueda, con una separación entre brida y brida similar a la que hemos comentado en la elaboración de la cadena con tramos de cadena trenzada (aproximadamente un poco más de medio palmo). Se recomienda utilizar bridas gruesas, ya que serán más resistentes y se clavaran un poco más encima de la nieve.

cadena-bridas

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información