5 argumentos para NO salir de noche con tu MTB

Night

Hemos escrito más de un blog con argumentos para que te animes a probar esto de salir a dar una vuelta con tu mountain bike de noche por la montaña, pero esta vez lo haremos diferente… Vamos a analizar los principales argumentos por los que la gente NO sale de noche con su mountain bike, y vamos a desmontarlos, a ver si así los que aún no lo han probado se sienten identificados y se atreven a dar el paso.

Según la encuesta de una importante web estadounidense especializada en rutas de mountain bike, el 55% de los mountain bikers han probado las salidas nocturnas. Esto significa que el otro 45% no lo han probado nunca, y seguro que del 55% que sí que lo han probado, los que lo practican al menos una vez por semana, el porcentaje es muy inferior.

Si pensamos en los motivos por los que mucha gente renuncia o no se atreve a probar el mountain bike nocturno hemos sacado hasta 5 motivos mayoritarios:

1- Es caro: mucha gente piensa que los sistemas de iluminación nocturnos para mountain bike son muy caros. Este argumento era cierto hará cosa de unos 10 años, pero actualmente podemos encontrar faros con una potencia alrededor de 1000 lúmenes por menos de 60€. Una inversión muy rentable si tenemos en cuenta que el número de horas que podremos usar la bicicleta gracias a estos faros será mucho mayor. Hemos de añadir, que con 1000 lúmenes tenemos potencia suficiente para iluminar el camino y poder circular prácticamente como si fuera de día.

2- Es peligroso: la primera sensación que tenemos al hablar de las salidas nocturnas por la montaña es que son más peligrosas que de día. Pero si lo pensamos bien, ¿Por qué son más peligrosas? Como ya hemos comentado, con los sistemas actuales de iluminación, veremos el camino igual que si fuera de día. Y que sepamos, los monstruos nocturnos sólo aparecen en los cuentos y leyendas para niños…

3- Hace demasiado frío de noche: realmente este argumento depende de la época del año y de la zona por donde salgamos, pero bien  equipados con la indumentaria adecuada, realmente tiene que hacer mucho frío para que ni nos podamos plantear la opción de salir de noche. Incluso, en mucha zonas de nuestro país, especialmente en verano, agradeceremos la temperatura mucho más agradable para salir de noche que no de día.

4- No tengo con quien salir: aunque a veces puede ser desalentador el hecho de tener que salir solo de noche, hay quien lo ha probado y piensa que es la experiencia más relajante que han tenido nunca en mountain bike. No acostumbras a encontrarte casi nunca a nadie por los caminos, y la sensación de tranquilidad y soledad es inigualable. Desde luego que hay a quien no le convencerá la idea, por motivos de seguridad, etc. pero en este caso no te será difícil encontrar gente como tú para salir. Seguro que en foros especializados de internet, en tiendas de la zona, clubs ciclistas… encontrarás compañeros para salir.

5- Cuesta encontrar motivación para salir una vez cae la noche: para ser honestos con nosotros mismos, seguro que muchos ya conocen los argumentos y contrargumentos comentados anteriormente. El único argumento para no salir es la falta de motivación para pedalear una vez cae la noche, especialmente entre semana, cuando estamos cansados de toda la jornada de trabajo y lo que más nos apetece es tirarnos en el sofá. Si realmente nos gusta el mundo de la bicicleta y especialmente el mountain bike, precisamente este argumento es el que nos tendría que hacer cambiarnos, coger la bici y salir a rodar una vez llegamos a casa, después de todo un día de trabajo, ¿porque no auto regalarnos ni que sea 1 hora de disfrute haciendo una actividad que realmente nos gusta?

De todos modos te daremos algunos consejos para que la motivación para salir surja todavía más fácil:

-Con tu grupo de mountain bike habitual, establece un día fijo para la salida nocturna semanal. Verás como si entra a formar parte de tu rutina habitual, te resultará mucho más fácil.

-Mantén la bicicleta, el equipamiento y los accesorios siempre a punto para salir. Así, si lo único que tienes que hacer para salir a pedalear de noche es cambiarte, llenar el bidón de agua, coger la bici y salir a pedalear, te resultará mucho más fácil que si tienes que prepararlo todo. Algunos consejos para ello:

-Cada día cuando llegues de tu salida nocturna, pon ya a cargar la batería del sistema de iluminación para que esté lista para la próxima salida.

-Igual con la ropa, cuando llegues ponla a lavar y asegúrate que esté lista para el próximo día, que solamente tengas que cambiarte y salir. 

Con este blog esperamos haberte convencido una vez más de que pruebes el mountain bike nocturno, no tiene desperdicio, especialmente ahora que viene el buen tiempo. Si no lo tienes claro no te pierdas el post 9 razones para salir con tu MTB de noche.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando este sitio acceptas el uso de dichas cookies. Más Información