Mi carrito

No tiene artículos en su carrito de compras.

  • Inicio
  • Nutrición
  • Zona Outlet
  • Blog
  • Busqueda Avanzada
  • Contacto

    Frenos hidráulicos bicicletas de carretera

    frenos2

    El gran éxito del freno de disco hidráulico, ampliamente extendido en la modalidad MTB, y debido a  que la UCI ha legalizado su uso en competiciones oficiales de  ciclocross, los ingenieros se han puesto rápidamente manos a la obra para ofrecer en sus bicicletas de carretera los frenos hidráulicos. El mercado del ciclismo es muy competitivo, el salto inevitable a la carretera no se ha hecho esperar, y ya en el 2014 será una realidad en la mayoría de fabricantes. 

    Las mejoras tecnológicas en diseño y materiales, han provocado que las bicicletas cada vez tengan recorridos de cableado más accidentados al guiar-los dentro de manillares y cuadros, dichas curvas han afectado inevitablemente al tacto de los frenos.  Aparte de tratamientos anti fricción, cada vez más eficaces en los cableados de acero, existe otra solución, usar un sistema de freno hidráulico.

    Las principales ventajas de un sistema de frenado con accionamiento hidráulico es precisamente la potencia, la respuesta uniforme de la frenada y tacto, con una mínima pérdida de prestaciones debido al recorrido o longitud de su latiguillo.  

    Se han creado dos conjuntos, perfectamente integrados en las manetas de carretera, los frenos hidráulicos de herradura (con zapatas) o con pinzas de freno y disco. 

    En un sistema de herraduras la única desventaja frente a un cableado es el peso final del conjunto, obteniendo unas mejoras muy apreciables en prestaciones. El conjunto adquiere mayor problemática en su desarrollo, el incremento de potencia provoca que la bicicleta se tenga que adaptar par que el ciclista tenga un excelente control sobre la máquina: mayor rigidez y anchura, necesaria para aguantar la torsión, disipar con eficacia y no verse alterado por el incremento de temperatura que se produce. 

    Por el contrario, el freno de disco aporta importantes ventajas frente a las herraduras hidráulicas aparte del incremento de potencia. Destaca su mayor margen de trabajo a altas temperaturas sin afectar su rendimiento, su excelente frenada en cualquier situación meteorológica, ideal para climas o regiones muy lluviosas y su buena respuesta ante la rotura de un radio o descentrado de la llanta.  Otra ventaja importante es la posibilidad de mejorar las características técnicas y prestaciones de los aros al no tener que disponer de banda de frenada… Pero también algunas desventajas.  

    La principal y las más valorada en los usuarios de carretera, es el aumento considerable de peso, actualmente los conjuntos de frenos hidráulicos con disco están alrededor de 1 kg de peso.  Otra desventaja es el posible ruido de roce entre el disco y las pastillas al flexar la bicicleta subiendo un puerto, muy molesto para los oídos, aunque sus creadores aseguran que no debe suceder su el ajuste es correcto. 

    Nuestra opinión es que toda mejora en el mercado de componentes tiene que ser tratada con ese respeto e ilusión que merece, el esfuerzo de las marcas, diseñadores e ingenieros para ampliar la oferta de material y poder complacer a todos sus usuarios, lo que para unos no tiene ningún  interés puede ser de gran utilidad para otros ciclistas que practiquen deporte en unas circunstancias geográficas muy distintas.

     

     frenos1